SERIE ESOFAGO GASTRODUODENAL

Es el estudio radiológico del esófago, estómago y la primera parte del intestino delgado llamada duodeno.  Para ver las estructuras anatómicas, es necesario revestir o llenar el tubo digestivo superior con un medio de contraste llamado bario, es un elemento que se ve blanco brillante en las radiografías y que se ingiere antes del estudio, algunos pacientes deben tomar además cristales de bicarbonato de sodio para producir gas, por lo que se obtienen radiografías mas nítidas, a este procedimiento se le llama de doble contraste.

UTILIDAD

La serie gastroduodenal permite observar la función digestiva como el peristaltismo o contracciones de estos órganos y sus alteraciones. También es posible demostrar enfermedades inflamatorias como la esofagitis y la gastroduodenitis y sus complicaciones  como son las úlceras, las que en casos graves se pueden perforar.  Este estudio ha demostrado ser muy útil para evaluar la presencia de tumores  benignos como los pólipos o del cáncer de esófago, estómago y duodeno. 

Este estudio se le indica a los pacientes que tienen dificultad para deglutir, que sufren de agruras o dolor en el pecho muchas veces causado por reflujo (flujo hacia arriba de alimentos parcialmente digeridos y jugo gástrico) y también se realiza cuando hay vómito, indigestión grave o sangre en las heces.

PREPARACIÓN

Para realizar el estudio se requiere ayuno por lo menos de 3 horas, aunque lo ideal es que sean 8, algunos medicamentos esenciales pueden ser tomados hasta 3 horas antes del estudio.  Tampoco se debe mascar chicle ni fumar porque estas actividades pueden aumentar las secreciones del estómago y afectar la calidad del estudio.

La serie gastroduodenal se programa en la mañana para reducir el tiempo que el paciente debe estar en ayunas.  Después de ingerir el bario líquido y los cristales de bicarbonato de sodio el radiólogo observará en el monitor fluoroscópico, el paso del bario al esófago,  estómago y duodeno y una vez que está revestido con bario, se toman radiografías en diferentes posiciones, el examen por lo general se hace en 20 minutos.

El bario líquido sabe a gis, pero a menudo se le agrega sabor a fresa o chocolate.  Si le dan cristales para producir gas, es posible que le den deseos de eructar, pero es necesario retener este gas para obtener imágenes adecuadas.

Después del examen usted puede reanudar su dieta normal y tomar sus medicamentos orales.  El bario al eliminarse puede hacer que las heces sean blancas o grises por 2 ó 3 días además en ocasiones producen  estreñimiento temporal, que habitualmente se trata con un laxante.

La serie gastroduodenal es un estudio no invasivo, seguro y la información que proporciona por lo general conduce a un diagnóstico preciso de enfermedades del esófago, estómago y duodeno. En ocasiones su eficacia es limitada y puede ser necesario realizar estudios adicionales como la tomografía computada.

Un radiólogo no necesariamente el que hizo el examen interpretará las imágenes y elabora el informe.

 

 

Desarrollo: Ángeles en Línea, Todos los Derechos Reservados.